Los Castillos que aparecen en los sueños nos hablan de mensajes profundos, de deseos de mayor espiritualidad, de ansias de trascender lo mundano y convertirnos en protagonistas de las historias más especiales y con mayor significado.

Soñar con castillos nos habla, en general, de sensación de grandeza, de plenitud, de estar satisfecho con lo que uno tiene a su alrededor. Esto, claro está, si es un castillo que desprende luz y que es hermoso tanto por dentro como por fuera. En este caso, si te ves caminando a tus anchas por sus fastuosos pasillos, o por sus floridos y preciosos jardines, es por que te sientes muy orgulloso u orgullosa de tus logros personales y esto te permite crecer como persona.

Si, por el contrario, te ves en un caserón abandonado, o que está en ruinas, este sueño pretende hacerte recordar tiempos mejores, y un deseo profundo de volver a sentirte tan bien como antes, como en aquellos añorados tiempos pasados.

Si lo que ocurre es que te sientes prisionero dentro de sus muros, y el ambiente es oscuro y tenebroso, es que tienes la impresión de ser un extraños y estar preso en la realidad que te rodea, como si no tuviera nada que ver con como eres realmente y no supieras escapar a estas emociones por sentir una carga moral y emocional intensa y limitativa.
El castillo es un símbolo muy complejo derivado a la vez de CASA, MURALLA y ELEVACIÓN; por ello, los sueños en que aparece un castillo tienen los significados básicos de protección y de trascendencia, siendo el aspecto del castillo tanto o más importante que lo que ocurre en su interior. -

Así, soñar un castillo bien iluminado, resplandeciente, simboliza el ansia por encerrarnos en nosotros mismos en busca del sendero de la espiritualidad, y si el castillo soñado contiene un tesoro se referirá a las riquezas del espíritu, a las esperanzas de salvación. -

Si el castillo soñado es blanco (que no es lo mismo que iluminado) se refiere al deseo de llevar a la práctica una vida de tranquila y recogida espiritualidad; lo que se desea es la tranquilidad del alma. Podríamos decir que el castillo iluminado simboliza la lucha por conseguir la perfección espiritual, mientras que e! castillo blanco trasluce la tranquilidad interior. -

Si el castillo soñado es oscuro simboliza el desee de algo indeterminado, que más bien es el deseo y la lucha por salir de las tinieblas y no una meta elevada; lo que importa es salir de la conclusión espiritual. -

Si el castillo soñado es negro refleja el temor al destino inapelable el miedo a no alcanzar la salvación. -

En niveles más normales y corrientes, en la vida cotidiana y sin relación con la espiritualidad, se mantienen los mismos significados pero en un nivel más material que espiritual, por ello suele decirse que el castillo indica grandes ambiciones. -

Si vernos al castillo se obtendrán las riquezas, dependiendo su cuantía del estado del castillo. Si se sueña ruinoso, pero todavía bello, en el camino a la riqueza se opondrán frustraciones y desilusiones, aún cuando al fin se consiga. Si se vive en el castillo, la riqueza es segura. -

Presagio de fortuna y consideración. -

Verlo: perspectiva prometedora de elevación social. Sus esfuerzos serán recompensados. El progreso aparecerá en su futuro. -

Entrar en él: sus gestione» se verán favorecidas. Obtendrá satisfacción, suerte, éxito, ayuda y apoyo protección -

Encontrarlo cerrado: decepción, retraso o fracaso en sus asuntos. -

En ruinas: dificultades financieras, pérdida de bienes. Sus negocios irán mal. -

 

 

 

 

 

 

 

Si deseas una pagina como esta, o cualquier servicio de diseño o números 80X y/o 90X, pincha en el banner.