Soñar lámparas, faroles o cualquier aparato manual que sirva para iluminar al caminar y que está encendido, insinúa que en la vida real el soñante está atento a sus propios asuntos, incluyendo los de conciencia, lo cual redundará en su propio beneficio.
Soñarse encendiendo una lámpara indica que iniciará con éxito los asuntos que esté manejando.
Soñar objetos de iluminación, pero apagados, insinúa confusión mental, por lo que no se sabe qué camino tomar; pero si aparecen con luz tenue próxima a extinguirse, insinúa que todo lo deseado está por perderse y que debe trabajar intensamente para evitarlo, corrigiendo los errores.
Soñarse con una lámpara en la mano y que se cae al suelo, y peor aún si se destruye, indica serio riesgo de fracaso en lo que se anhela.
Por el contrario, si la lámpara aumenta su intensidad, indica éxito seguro en el futuro inmediato.
Soñarse limpiando un farol, linterna, etc., indica que pronto tendrá el éxito esperado, pero a condición de que revise cuidadosamente su forma de trabajar.
Soñarse comprando un farol o linterna insinúa que habrá buenos negocios o que mejorarán los que ya esté tratando.
Una joven que se sueñe iluminando el rostro de su enamorado con una linterna insinúa que tiene dudas de que sea el hombre que le conviene.
Si la luz de la linterna se apaga indica rompimiento de relaciones sentimentales.
Soñar lámparas, linternas, antorchas, etc., es anuncio de un cercano futuro de éxitos en los asuntos que se estén manejando.
Soñarse con una linterna o antorcha en la mano, iluminando el piso por donde camina, insinúa que se está buscando la manera de auto superarse o por lo menos acomodarse ventajosamente en sus actividades.

 

 

 

Si deseas una pagina como esta, o cualquier servicio de diseño o números 80X y/o 90X, pincha en el banner.