Los sueños en los que nos sentimos perseguidos son muy frecuentes. Raro es encontrar a alguien que no haya soñado que intentaba huir alguna vez. En general, este es un sueño angustioso tras el cual sólo nos sentimos bien si hemos conseguido enfrentarnos a quien nos perseguía y vencerlo.

Los sueños en los que nos persiguen tienen que ver con cambios que queremos introducir en nuestra vida.

Puede ser que dichos cambios conlleven la dificultad de abandonar ciertos hábitos y personas, y por ello soñamos que no nos dejan tranquilos, que nos quieren atrapar, que no podemos empezar de cero. ¿Qué ocurre en tu sueño?. Si lo que te persigue, que ya sea animal o persona suele producir mucho miedo, te alcanza es que no te ves con fuerzas de dar el salto y romper con tu pasado. Si te escondes para que no te encuentre es que buscas caminos fáciles que no te llevan tampoco hasta donde tu quieres. Por cierto, esto se demuestra con el hecho de que en sueños da igual donde te escondas pues siempre terminan encontrándote.

Si, como ya mencionamos, eres capaz de volverte y plantarle cara a tu miedo, verás que puedes acabar con él y sentirte de nuevo segura y confiada a la hora de iluminar esos cambios en tu vida que con tantas ganas estás esperando que se produzcan.

 

 

 

Si deseas una pagina como esta, o cualquier servicio de diseño o números 80X y/o 90X, pincha en el banner.